31 mar. 2014

Cómo mejorar el aislamiento de tus ventanas de vidrio simple por muy poco dinero

Ventana con aislamiento de policarbonato aplicado
Seguramente con la crisis mucha gente no puede cambiar sus ventanas simples a dobles por falta de presupuesto para aislamiento (aunque cada vez hay menos casas sin este aislamiento básico, pero haberlas haylas), pero utilizando la imaginación y los materiales disponibles como hicimos la vez anterior, podemos emplear policarbonato celular y conseguir un aislamiento térmico y sonoro superior al de una ventana doble de cristal por sólo 15€ en materiales, sin cambiar nada de la ventana siempre y cuando no nos importe perder la visión (o queremos hacerla traslúcida con imagen difuminada), y tenemos cuidado al limpiarla (se ralla fácilmente).
Ya se habló en esta entrada de las virtudes y múltiples usos del policarbonato celular, muy apropiado porque su forma de red lo hace más resistente a la vez que crea pequeñas cámaras de aire que aumentan el aislamiento. Aquí un catálogo Resopal.
Para ello sólo hay que comprar un trozo de 5 mm. de espesor (o el que consideremos más adecuado) y cortarlo según las medidas de nuestros cristales, para a continuación pegar los trozos con silicona.

Materiales necesarios: Caladora con sierra de madera, mesa de trabajo, regla, metro, pistola de silicona con silicona (del color más apropiado), guantes de látex para trabajar con la silicona (y algunos trozos de papel higiénico para limpiar restos) y un trozo de policarbonato celular del tamaño que sea necesario.